Levante UD, tocado y hundido

Levante UD, tocado y hundido
El Levante y sus jugadores están tocados y hundidos. FOTO: Captura Movistar

El Levante puede firmar la peor temporada de la historia de Primera División. Al menos si sigue así, superará al Sporting de Gijón 1997-98 que tan solo hizo 13 puntos. De hecho ya le ha quitado el récord de partidos sin ganar que estaba fijado en 25.  Con 0 victorias, 19 goles a favor y 41 en contra en 19 partidos y tan solo 8 puntos, firma una primera vuelta que prácticamente y salvo un milagro futbolístico, le condena a Segunda División a falta de 19 partidos. Y todo eso pese a tener una plantilla llena de talento individual.

La ruina sigue tras 3 entrenadores y el cese de la dirección deportiva 

Paco López cayó en la jornada 8 tras acumular los últimos 8 partidos de la temporada 2020-21 y los primeros 8 de la 21-22. En un movimiento cuanto menos extraño y mientras el  revivido Getafe que solo llevaba un punto por aquel entonces firmaba a Quique Sánchez Flores, el club granota decidió firmar a un desconocido Javier Pereira quien tenía un pasado en el club como segundo de Jim en aquel Eurolevante 2011-2013. Un técnico sin experiencia a pesar de contar con 55 años y que además, tardó 15 días casi en llegar a Valencia perdiendo un tiempo precioso.

La jugada con Pereira salió muy mal. El de Badajoz solo sumó 3 puntos  que se añadieron a los 4 sumados por Paco López lo que le costó su destitución. Esto le dio paso a Alecssio Lisci técnico del filial quien en tan solo un mes, ya se ha dado cuenta del papelón que le ha caído. Un punto en liga y 13 goles encajados en 4 encuentros ligueros a los que hay que sumar 3 más del Alcoyano en Copa que además, los eliminó. Un regalo envenenando el recibido por el técnico italiano formado durante una década en el club granota.

El incierto futuro del Levante 

Sin dirección deportiva, sin rumbo y con una segunda vuelta que se presupone muy larga, el Levante afronta ahora un futuro muy incierto. Y es que parece que el club anda totalmente a la deriva, algo que contrasta con el buen hacer de su presidente Quico Catalán en anteriores años pero que esta temporada, parece haber desaparecido como el equipo. Tocados y parece ser que hundidos ya.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.