Póker y fútbol

Póker y fútbol

A simple vista, jugar fútbol y jugar póker parecieran no tener nada en común, pero, si ahondamos un poco en el tema, no resulta tan difícil encontrar algunas similitudes entre ambas disciplinas. Empecemos por la más evidente: son dos actividades en las que hay en juego cantidades astronómicas de dinero. No es casualidad que los grandes jugadores de póker del mundo sean figuras millonarias, a veces provenientes de otros ámbitos donde son figuras destacadas. Puedes ser muy bueno jugando al póker, pero el éxito también estará sujeto a la suma de dinero que pongas en juego, porque la adrenalina es directamente proporcional a la cantidad de dinero apostada. Y eso puede significar demasiada presión para algunas personas.

Podemos encontrar grandes futbolistas que tienen como hobby el póker, que muchas veces son considerados excelentes jugadores y llegan a participar de manera profesional o semiprofesional. En ocasiones, estos se convierten en embajadores de reconocidos torneos a nivel mundial, y muchos, incluso, han expresado su voluntad de dedicarse de lleno al póker cuando se retiren de sus exitosas carreras futbolísticas. ¿Será que estas grandes figuras quieren experimentar cómo es sentirse uno más en una disciplina diferente? ¿O esto estará motivado por un espíritu competitivo que puja para salir? Por el momento, no son más que especulaciones.

Veamos tres futbolistas que son reconocidos jugadores de póker…

Gerard Piqué

Ya ha declarado que participaría aún más de este tipo de torneos si no fuera por lo demandante de su carrera futbolística. Por eso, cada vez que el European Poker Tour tiene lugar en Barcelona, Piqué se hace presente. Tiene un buen posicionamiento y llegó a ganar 56.000 euros en el 2011. Se dedica específicamente a la modalidad Texas Hold’em.

Neymar Jr.

Es uno de los embajadores mundiales más importantes del póker. Hace poco, organizó un torneo personalizado con su marca NJR. Su afición a este deporte es tal que el Barcelona llegó a poner una cláusula en el contrato limitando su participación en este tipo de actividades. Es sabido que Neymar, además, tiene otros hobbies, como los videojuegos, disciplina en la que también se destaca.

Ronaldo Nazário

También fue embajador de PokerStar, aunque es mucho lo que se dice sobre sus habilidades en este juego. Hay quienes afirman que su interés está más volcado a lo comercial y que no se destaca por su manera de jugar. Sin embargo, hay otros que reconocen su capacidad e incluso se maravillan con un truco que es capaz de hacer con las fichas, una suerte de marca personal. De cualquier manera, su participación en este ámbito es ampliamente reconocida y será cuestión de tiempo descubrir la verdadera naturaleza de sus habilidades.

Cuando se les consulta sobre la elección de este hobby, es común que los futbolistas resalten atributos de ambas actividades: la concentración, el diseño de una estrategia minuciosa, la paciencia, el riesgo, el estudio de la psicología del rival y el dinero puesto en juego, claro está. Y es que, aunque la naturaleza de ambos deportes sea completamente diferente, no podemos negar que tanto el póker como el fútbol requieren de una inteligencia y una destreza especiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *