¿Es conveniente echar a un director técnico de fútbol?

¿Es conveniente echar a un director técnico de fútbol?
¿Es rentable despedir a un entrenador?

El puesto de director técnico en un equipo de fútbol es uno en los que menos garantías se tiene de continuidad laboral. Es muy común que, en promedio, haya más cambios de técnicos en una temporada que número de equipos que participan en ella.

Seamos honestos: son muy pocos los equipos que logran concretar sus metas deportivas. Eso quiere decir que existe un sinfín de clubes que no transitan una temporada cosechando los resultados deseados.

Y si las cosas no salen como estaban previstas, los directores técnicos suelen ser las primeras cabezas en rodar, ya que el fichaje de jugadores tiene plazos definidos.

Lo cierto es que existen muchos inconvenientes a la hora de desvincularse de un director técnico, y a continuación repasamos algunos de ellos.

Razones para no despedir a un director técnico

Un equipo de fútbol es como realizar una obra de arte. Eso significa que el hecho de usar mejores pinturas y pinceles no va a garantizar un trabajo de calidad, sino que requiere de que el artista aporte su talento.

Incluso, puede ocurrir que un buen artista ni siquiera utilice costosos óleos para crear una gran obra, sino que prefiera usar productos extravagantes que ningún otro artista utilizaría.

Ahora bien, imaginemos que un artista elige sus materiales con cuidado, pensando en una obra, y como los bosquejos no vienen bien, optamos por quitarlo y traer a otro artista.

Probablemente, si el artista que pensó previamente en cómo coordinar sus insumos no venía arrojando buenos resultados, mucho menos lo logrará un nuevo artista, que no pudo elegir sus materiales y debe continuar con una pintura que le es ajena.

Por otro lado está la parte económica. Como se sabe que es un trabajo en el que existe mucho recambio, los DT suelen optar por incluir onerosas cláusulas de rescisión, en caso de que no los dejen terminar su mandato.

Sin ir muy lejos, el coste que tuvo para el Barcelona deshacerse de Ronald Koeman fue de 8 millones de euros en concepto de indemnización. Una cantidad a las que se le sumaron las liquidaciones de su segundo, Albert Schreuder, y el ayudante del staff, Henrik Larsson, así como también el preparador físico, Albert Roca.

Una cifra que no le viene nada mal al director técnico, que tras no haber dejado una buena imagen en el Barcelona, deberá salir en búsqueda de un nuevo contrato (¿Koeman al Rangers?).

Una apuesta segura

Mientras que los directores técnicos que tienen la pesada tarea de tomar a un equipo ajeno a mitad de temporada son los más propensos a ser nuevamente reemplazados, aquellos clubes que logran sostener a sus directores técnicos con el paso de los años tienen muchos mejores resultados. Esto porque los DTs conocen a sus equipos, los jugadores se adaptan a la forma de juego, y los recambios necesarios entre temporadas suelen ser mínimos.

Por esa razón, recomendamos que si tienes en mente apostar por un equipo que recientemente haya tenido un recambio de cuerpo técnico, te tomes un tiempo y analices dos cosas:

Primero, garantizar que la página de apuestas que utilizas sea de confianza y garantice las mejores cuotas del mercado; información que puedes consultar fácilmente en Free Spins Review, un sitio web con información de casinos online y juegos de azar online.

Y segundo, que pienses cuidadosamente en las razones por las cuales el director técnico anterior fue despedido, y si realmente crees que el nuevo DT podría hacer algo para revertir esa situación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.