El Barça se atasca y necesita mover el mercado cuanto antes

El Barça se atasca y necesita mover el mercado cuanto antes
A Laporta y su equipo les espera un verano movido. FOTO: FC Barcelona

Terminó una de las temporadas más complicadas para el Barça en los últimos años. El conjunto culé se ha ido de vació en lo deportivo y sigue más que mermado en lo económico. Por tanto, ya todos los focos miran con cierta ilusión al próximo curso, aunque, por el momento, el escenario no pinta mucho mejor.

Dichos problemas económicos que posee el FC Barcelona condicionan absolutamente todo y sin capital no se puede conseguir el objetivo de armar una plantilla de garantías que le permita volver a lo más alto cuanto antes.

Christensen y Kessié siguen sin ser anunciados

El claro ejemplo del oscuro ambiente que envuelve a día de hoy al Barça de Joan Laporta son los casos de Christensen y Keesié. Los actuales futbolistas de Chelsea y Milán, respectivamente, están a tan solo un paso de fichar por el cuadro catalán. De hecho, todo apunta desde hace semanas que su aterrizaje en el Camp Nou está más que confirmado.

Sin embargo, aún no pueden ser anunciados porque al Barcelona le es imposible hacerles un hueco en la plantilla y en el margen salarial. Es más, no hay nada más que ver lo acontecido con Sergi Roberto y su renovación, la cual estaba programada hace unos días y tuvo que ser cancelada, presuntamente, por problemas de agenda. Aunque diversas voces apuntan a que ese no fue el motivo, sino más bien que aún no se puede cerrar ningún movimiento en cuanto a incorporaciones o renovaciones porque no existen todavía los recursos necesarios.

Lewandowski esperando

Lo más duro de todo es lo que está aconteciendo con Robert Lewandowski. El polaco quiere firmar por el FC Barcelona y sería, de sobra, ese fichaje ilusionante, de efecto y que imprimiese un gran salto de calidad al equipo.

Pero, desafortunadamente, Laporta y sus directivos, con Mateu Alemany a la cabeza, no pueden emplearse de lleno en la contratación del delantero porque no encajan las piezas económicas por ningún lado.

Se avecinan semanas muy duras en los despachos de Sant Joan Despí, donde habrá largas horas de trabajo para intentar resolver un auténtico rompecabezas. La llave para ello será dar salidas cuanto antes a activos y jugadores con los que ya no se cuenta. En definitiva, ‘agitar’ el mercado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.