Las comisiones de la RFEF y Kosmos, empresa de Piqué, por llevar la Supercopa a Arabia

Las comisiones de la RFEF y Kosmos, empresa de Piqué, por llevar la Supercopa a Arabia
El escándalo entre Rubiales y Piqué ha quedado destapado. FOTO: El Confidencial

El fútbol español ha explotado hoy, en cierto modo, por los aires después de que se haya conocido que Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol, y Gerard Piqué, jugador del FC Barcelona y propietario de la empresa Kosmos, hayan sido los causantes directos de que la Supercopa de España haya acabado por disputarse en Arabia Saudí.

Tal información ha sido desvelada por ‘El Confidencial’, medio que va más allá y da cifras sobre las millonarias comisiones pactadas con Sela, compañía pública saudí. Kosmos se llevaría 4 millones por ejercicio, es decir, 24, ya que esta competición estará disputándose en Arabia durante 6 temporadas. Por su parte, la RFEF se aseguraba un total de 40 millones.

Conversaciones polémicas entre Piqué y Rubiales 

Pero la cosa no ha acabado aquí, y es que se han llegado a filtrar hasta los audios y conversaciones entre el propio Rubiales y Piqué. De hecho, en una de estas conversaciones el central azulgrana habla de cómo se va a repartir el dinero entre los clubes:

«A ver, Rubi, si es un tema de dinero, si ellos (habla del Real Madrid) por 8 irían, hostia tío, se paga ocho al Madrid y ocho al Barça… a los otros se les paga 2 y 1… son 19, y os quedáis la Federación seis kilos, tío. Antes de no quedaros nada, os quedáis seis kilos. Y apretamos a Arabia Saudí y a lo mejor le sacamos… le decimos que si no, el Madrid no va… y le sacamos un palo más o dos palos más…».

Estas palabras llegan después de que el presidente de la RFEF le comunicase a Gerard que el Real Madrid no estaría dispuesto a jugar fuera de España por menos de 8 millones de euros.

Todo este asunto se gestó en el año 2019, concretamente en septiembre. Posteriormente, Luis Rubiales hizo público el nuevo formato de competición para la Supercopa de España. Por aquel entonces, el presidente del organismo futbolístico admitió que la empresa de Piqué había intervenido en las negociaciones, pero negó rotundamente pago alguno al futbolista, con el fin de no levantar polémicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.