La reconstrucción del Sevilla de García Pimienta

La reconstrucción del Sevilla de García Pimienta
García Pimienta el día de su presentación con el Sevilla FOTO: @sevillafc

Última modificación junio 12, 2024 por Redacción Fesp

Parece ser que en la reconstrucción del Sevilla tendrá mucho que decir García Pimienta, su nuevo entrenador. El ex de Las Palmas, trabajará codo a codo con Víctor Orta para dar un cambio radical a un Sevilla con muchos altibajos en los últimos años.  Y es que los directivos del club no dejan de repetir palabras como “regeneración” y “reconstrucción”.

La reconstrucción del Sevilla comienza disminuyendo la masa salarial 

Sin duda el mayor de los desafíos es el de reducir la masa salarial  de una plantilla sobre pagada a casi a la mitad, lo cual es un dolor de cabeza enorme para la Dirección Deportiva. Los recursos son más limitados. Es una tarea monumental que incluso el nuevo entrenador del Sevilla empieza a comprender tras sus primeras reuniones. Durante el verano, cerrar acuerdos con clubes y jugadores será una ardua tarea constante. Xavier García Pimienta parece tener una idea de lo que se avecina, aunque irá descubriendo la magnitud del desafío con el paso de las semanas. El peso de representar al Sevilla ya se siente, a pesar de que los entrenamientos aún no han comenzado.

Complicidad entre Víctor Orta y García Pimienta en la planificación

Desde su llegada, García Pimienta ha sido consciente de la grave situación económica del club y ha entendido la necesidad de trabajar en equipo en la planificación. No solo se centrará en los perfiles de jugadores que necesita, sino que buscará consensuar cada movimiento con Víctor Orta. Esta dinámica ha fomentado una rápida complicidad entre el entrenador y el director deportivo. García Pimienta sabe que la ayuda del técnico es fundamental, especialmente al buscar jóvenes con proyección para el Sevilla. No quiere que se repita la situación de fichajes que terminan relegados a la grada, como sucedió con Quique en el caso de Hannibal. Trabajar de la mano es una garantía para el éxito.

Esta colaboración también protege tanto a Orta como a García Pimienta. Aunque el entrenador suele ser el eslabón más débil, fortalecer su relación con quienes toman decisiones le ayudará a soportar las primeras tormentas de la temporada. Además, ambos valorarán las posibles salidas y aquellos jugadores que regresan de cesión o no encuentran acomodo en otros clubes. Se ha hablado de una plantilla corta y de la presencia de canteranos en el primer equipo. Las líneas maestras están claras, a la espera de liberar contratos insostenibles o conseguir las plusvalías necesarias.

García Pimienta sabía que la situación del Sevilla era complicada, aunque quizás no tanto como ha descubierto. Sin embargo, también sabe que esta es una gran oportunidad para su carrera en los banquillos, vamos, la mayor que ha vivido hasta el momento. Y por ello llega al Sánchez-Pizjuán con la firme intención de aprovecharla al máximo sean las circunstancias que sean. Veremos como queda la reconstrucción del Sevilla. 

Redacción Fesp