Isco anima a los sevillistas y lanza un dardo al Madrid

Isco anima a los sevillistas y lanza un dardo al Madrid
Isco es una de las operaciones del verano. FOTO: Sevilla FC

Poco a poco el mercado de fichajes va acelerándose. Llegamos a un periodo crucial donde el inicio inminente de LaLiga provoca que los clubes aceleren para cerrar aquellas operaciones pendientes. Uno de ellos es el Sevilla FC, quien en las últimas horas ha cerrado uno de las operaciones del verano: la llegada de Isco Alarcón.

El futbolista malagueño abandona el Real Madrid para emprender una nueva aventura profesional en tierras hispalenses, con el fin de demostrar que aún tiene mucho fútbol en sus botas pese a que durante las últimas campañas no ha gozado de protagonismo.

Mensaje claro de Isco

En el día de ayer, tuvo lugar la presentación oficial de Isco como nuevo futbolista del Sevilla. Tras el acto, tocó hablar en una rueda de prensa en la que el centrocampista no se mordió la lengua. Es más, quiso lanzar un mensaje a su nueva afición para que no duden de él y su posible rendimiento, a la vez que entre líneas dejaba un recado para su antiguo equipo:

«Entiendo que haya dudas por mis últimos años, que no he podido o no me han dejado jugar como yo quería. Ahora me toca a mí disipar esas dudas y mandarles un mensaje de tranquilidad».

 «Lo voy a dar todo y voy a demostrar el nivel que creo que nunca he perdido. Ya me encargaré yo de disipar esas dudas», afirmaba.

Por otro lado, comenta que es consciente de lo que supone defender la camiseta del Sevilla:

«Conozco la exigencia de este club, todo los tienen claro, yo lo tengo claro. No veo la hora de empezar, de demostrar de pasarlo bien, divertirme y de ganar sobre todo».

«Vengo a hacerlo lo mejor posible y a disfrutar de nuevo del fútbol, que tengo mucha ilusión y ganas. Creo que vamos a pasar unos años buenos».

«Tengo ganas, sobre todo, de ganar. Tengo 30 años, estoy en la flor de la vida, me siento joven y que me quedan muchas alegrías que dar», sentenciaba un Isco especialmente motivado y con ganas de, como se suele decir, ‘cerrar bocas’.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.